Cordones gafas Cuero

Cordones gafas fabricados en cuero.

El cuero, característica y utilización

Cuero
Es el pellejo que cubre la carne de los animales y este mismo pellejo después de curtido y preparado para su conservación y uso doméstico e industrial.
Muchos grupos animalistas y ecologistas se oponen hoy en día al uso de cuero por la crueldad hacia los animales que supone y la destrucción ambiental que conlleva.

Según procedimiento de curtido
Toda la piel tiene que sufrir un proceso de curtido para que no se pudra y conserve la flexibilidad. Las sustancias que se le aplican para conseguir ese efecto condicionan el resultado final.
Hay que tener en cuenta que en estos procedimientos a menudo se mezclan los distintos elementos curtientes para obtener un producto final intermedio.

Cuero crudo
No tiene ningún tratamiento químico para su conservación, solamente se descarna la piel, se la lava y se la estira mientras se seca. Es rígido y quebradizo.

Curtido con sesos
Es un proceso trabajoso que consiste en saturar la piel de aceites emulsionados, a menudo obtenidos a partir de cerebros animales y estirarla mientras se seca, actualmente no se emplea de forma industrial. Las pieles obtenidas por este sistema reciben el nombre de gamuza y son excepcionalmente suaves, flexibles, resistentes al desgaste, absorbentes y pueden lavarse.

Curtido vegetal
Se curte usando tanino y otros ingredientes de origen vegetal. El resultado es un cuero suave y de color marrón; el tono varía dependiendo de la mezcla de ingredientes empleada en el curtido y del color original de la piel.

Curtido al alumbre o al aluminio
Se curte usando como ingrediente principal alumbre (una sal de aluminio). Con esta técnica se consigue un cuero muy blanco, pero las pieles curtidas con aluminio se descurten con facilidad en el agua. Tradicionalmente se utilizaba este sistema para la fabricación de pergamino.